Si bien cuando comencé con este proyecto hace un 2012 para dar mi punto de vista sobre cosas que ocurrían en el país especialmente en moda con el propósito de crear conciencia sobre el diseño mexicano y la industria de la moda (no planeada) olvide que personas como yo, personas que tenemos comunidades, que tenemos una voz y somos responsables también de nuestro contenido y de las personas que nos siguen debemos estar presentes en momentos como este.. en este momento que mi país esta luchando con hombres y mujeres valientes allá afuera rescatando personas atrapadas, actuando en brigadas, Topos, Cruz Roja, Marina, Médicos, voluntarios, estudiantes y sobre todo aquellos que se unen en comunidad para ayudar en lo que pueden.

Desde ayer que salí de Álvaro Obregón en la Roma hacia la del Valle caminando durante el sismo pude ver que a pesar de toda la desesperación, la angustia, y el desastre hay personas buenas allá afuera y que juntos podemos salir de esto. En estos momentos cuando los políticos se pelean el presupuesto de sus campañas en no ayudar al pueblo y a los damnificados me pregunto qué México vivimos? No solo me llena de coraje, es el pensar que ese tipo de personas que esperan nuestro voto podrían gobernarnos. Volteo a ver las noticias y me llena de esperanza ver inundada las redes sociales en brigada virtual. En la mañana pase por Letrán Valle de regreso a la Del Valle y vi camiones llenos de gente en solidaridad camino a las zonas de desastre, gente en casco pidiendo instrucciones para llegar a Xochimilco. Una niña de aproximadamente 7, 8 años de edad como rescatista apoyando el tráfico vial sola en una calle. Gracias a todas esas personas que de manera incansable han ido a donar, han relevado a sus compañeros, han sacado personas de los escombros, han cuidado perritos perdidos sin dueños y difundido en redes sociales, eso chingado (perdón mi francés ) ESO es lo que necesitamos. Esa misma fuerza de unión es la que necesitamos para que este país sea prospero, ese coraje por salir a delante no solamente hoy si no siempre.

Ayer cuando pensé que no la iba a librar en la Roma mientras trataba de cruzar la calle, 2 chavos me adoptaron durante el sismo sin conocerme y me tranquilizaron. El UBER que había pedido minutos antes tratando de irme al centro a comprar telas para mi nueva colección de un proyecto que tenía intención de lanzar próximamente me encontró y me apoyo mientras corría desesperada en la calle con colas de cientos de personas que venían de la condesa desesperadas gritando por una fuga de gas. El señor del UBER que tenía familia, se quedó conmigo y no me dejo sola. Localizó a sus familiares y no me cobró el viaje. No avanzamos más que una cuadra ya que decidimos esperar por que no se podía circular. Yo quería ir con mi familia, nadie me contestaba y no sabía nada de nadie.. mi hermano se encontraba a 4 cuadras caminando. El señor del UBER no me dejo ir sola y me dijo que el me iba a llevar con mi familia a donde fuera. Le agradecí con una lagrima en la cara y me baje a una cuadra para echarme a correr y encontrar a mi hermano.

Pasando por Orizaba se cayó una cúpula de una escuela que aplasto un carro blanco por eso no pudimos avanzar. Salí corriendo lo más rápido que pude, jamás había tenido tanto miedo sin poder comunicarme con mi novio, con mi familia solo me entraban mensajes pero no podía hacer llamadas ni salían mis whatsapp. Corrí 4 cuadras vi a mi hermano y me eche a llorar.  Para salir de la Roma tuvimos que irnos a pie, no podíamos salir por San Luis Potosí por que se había caído un edificio, cerca había una fuga de gas también. No podíamos llegar a Insurgentes y el Metro bus no servía. Nos fuimos por Medellín y fue un recorrido de terror.. muchas estructuras y fachadas caídas y lugares acordonados parecía una pista de obstáculos pasar entre los carros y tener problemas para cruzar las calles. Muchos vecinos camino hacía la del Valle se encargaron de dirigir el tráfico. Fue espantoso recorrer y cruzar el viaducto caminando desesperada por llegar a mi departamento sin saber si se había caído o le había pasado algo. En el cruce de viaducto por Amores a mi derecha se había caído un edificio donde veía a cientos de personas y un bloqueo impresionante en la calle para rescatar personas. Seguí caminando y pasé por Eugenia donde vimos otro derrumbe, mi mente se sobre saturo uno piensa que esto solo pasa en las películas y me hace pensar que no estábamos preparados para algo así. El camino a casa se me hacía eterno, entre ambulancias, personas, tráfico y gritos llegar a la Colonia del Valle fue un recorrido espantoso. Gracias a dios llegue bien a casa y mi edificio estaba bien. Llegué a ver las noticias y mi corazón se apachurraba más. Lo que vi era nada comparado con lo que pasaba en los alrededores y fuera del DF. Me eche a llorar de nuevo, fue una impotencia terrible, mucha angustia, coraje y ganas de moverme y hacer algo.

Vi cosas muy interesantes en redes sociales analíticamente hablando en Twitter y Facebook, noticias reales, noticias falsas, rumores, pánico y hasta etiqueta de posteos para influencers lo cual me llamó mucho la atención. Alguna vez una persona me califico como influencer mexicana de talla internacional que no sabe expresarse en público (dicho antecedente queda con esa persona la cual respeto) me hizo pensar muchas cosas.. no solo fue mi nervio de hablar en público por primera vez y no tener las palabras correctas del momento. Es la responsabilidad que tenemos, con la comunidad pero sobre todo con las personas que nos siguen, que comentan y que nos leen. He cometido aciertos y errores durante 5 años que llevo haciendo esto de una manera no planeada. Nunca me he considerado un influencer. Esa palabra tiene peso era algo que no comprendía y que hoy comprendo que lo que comunicamos hacía afuera tiene un valor para las demás personas.

Reconozco el trabajo de mis compañeros que tienen grandes comunidades y que abrieron sus redes sociales para el apoyo de la sociedad mexicana. Personas (que ustedes saben quienes son) que crean contenido de calidad, contenido que va más allá de una foto brillando en sociedad en algún evento o en alguna locación en el extranjero con ropa prestada por las marcas.

Esos son mis influencers, gente que aporta, gente que no se deja vender. Gente que mueve a la gente con un por que, no por una aspiración social. Gente que suma, gente que no resta con su exclusividad.

Después de hacer estas declaraciones y este post que cada quien puede tomar para bien o para mal como les de su gana, tomárselo personal o no (que la neta me viene valiendo madre por que puedo decir lo que quiera en mi sitio.) Pongo mis redes sociales a total disposición de quien lo necesite, en este momento.

Por favor cualquier información que pueda ayudar y apoyar háganla llegar por inbox de Facebook. Les pido de manera atenta que la información que quieran compartir venga con hora local, y sobre todo información precisa del lugar donde se necesita ayuda. Verifiquen por favor la veracidad de los hechos en Google (Hay un mapa en tiempo real), en las noticias antes de enviar Huffpost etc.  Estoy en contacto con varias personas que están apoyando en la Del Valle, en CU, y en otras colonias. Necesitamos seguir moviéndonos, y teniendo alguna voz y hablando por mi colonia y viendo las cosas como están hay que seguir apoyando.

 

Beca