Uno de los temas que me apasionan es aprender, si quieres estar en la industria de moda tienes que estar siempre al pendiente de las últimas tendencias, pasarelas, propuestas de diseño, diseñadores, innovaciones tecnológicas, la situación socio política y cultural actual en la que vivimos entre otras cosas.

Di clases casi año y medio en una universidad de moda y me sorprende ver el panorama que viven día a día los estudiantes de moda y los recién egresados. Ya sea en el área de diseño,  publicidad y mercadotecnia. Considero que varias escuelas de moda necesitan replantear sus planes de estudio, dejar de poner todos los semestres misión, visión, valores y FODA. Ver más casos de estudio, realizar prácticas con clientes reales, desarrollar un buen proyecto, tener know how también en el área comercial entre otras cosas. Por que cuando salgan de la escuela, no estaremos siempre tras ustedes los maestros que los tomamos de la mano.

Hay que preparar profesionistas que sepan desenvolverse en el medio, que no solo sean creativos e innovadores. Que puedan saber manejarse de manera efectiva, ante retos que se les presente como la situación económica, que tengan un know how de negocios, finanzas a parte de merca y diseño. Considero que en el país existen diseñadores muy exitosos, que al llevar su proyecto de manera real construyendo una marca y produciendo no saben medir sus gastos desde lo operativo, producción y sobre todo cual es la manera efectiva de concretar una venta. Ni se diga de aquellos que no quieren apostar a lo digital.

La industria va creciendo, han llegado nuevas “escuelas” y nuevos proyectos educativos sin embargo no solo debemos de pensar en la validez oficial de obtener un título por Institución A, B o C. Es todo el proceso que llevan los alumnos en prepararse para salir al mundo real. Dejemos de educar a los diseñadores a que el ideal es hacer alta costura. Es bonito estoy de acuerdo, pero muchas veces el ser tan exclusivo y tener un pequeño mercado sin diversificar no siempre es una buena idea o en otras ocasiones no es sustentable.

La funcionalidad, innovación y creatividad deberían de ir de la mano para apostar por nuevas propuestas no solo en diseño y materiales. Por que muchas veces siento que existen marcas y diseñadores que no tienen claro su ADN y no tienen de idea de como hacer crecer su marca.  Muchos sufren ese mal, el no saber delegar. El quererlo hacerlo todo y menos cuando no tienen en su equipo personas que tengan expertise en las áreas que no son de su conocimiento.

Quieren ser el próximo GUCCI o el próximo CHANEL pero al final del día no solo es la publicidad que inviertas en un desfile, pasarela, PR y manejo de medios. Los consumidores conocedores de moda apostamos por diseño, calidad y congruencia con el precio. Son pocas las marcas que están dando el salto a “Casa de Moda”.

Creo que todos los que formamos esta industria tendrán sus propios pensamientos, quizás difieran o quizás no… en este post simplemente escribo lo que he vivido como profesora y alumna.

Tengo esperanza en las generaciones más jóvenes, que comienzan con una gran actitud y sobre todo que realmente quieren aprender. Que tienen drive por hacer las cosas, por superarse, por aceptar la crítica constructiva con humildad, y sobre todo son los que se arriesgan más. Son pocos aquellos que ven oportunidad en nuevos nichos no necesariamente en alta costura o en el sector de lujo.

¿Ustedes qué opinan?