14680712_1027369040705159_9105611437998891074_n

 En esta foto la diseñadora Peruana Alessandra Petersen.

Este fin de semana visité Caravana Americana, una plataforma cuyo objetivo principal es impulsar el diseño latinoamericano y desarrollar relaciones de negocios entre los países de Latinoamérica y el resto del mundo. Caravana Americana se llevó a cabo del 13 al 16 de octubre.

En esta edición de la plataforma, además de toda la iniciativa para generar el intercambio entre países participantes, se buscó abrir el diálogo acerca de lo que realmente se necesita desarrollar en la industria del diseño en Latinoamérica. Para lograrlo, el viernes participaron en una mesa redonda Karla Martínez de Salas, Directora Editorial de Vogue; David Solís, Director Editorial de AD; Hector Esrawe, diseñador y cofundador de NEL Collective y Alessandra Peterson, diseñadora peruana cuya marca lleva su nombre. Durante la mesa redonda se discutieron los retos del diseño emergente en Latinoamérica, pero no hay que olvidar que estos problemas no existen solamente en Latinoamérica, están en todo el mundo.

14731195_1027394567369273_3124650739361138894_n

Hector Esrawe comentó que lo más importante para un diseñador emergente es tener una verdadera estrategia de venta. Desde mi punto de vista es algo que muchos diseñadores pasan por alto ya que consideran que la prioridad debe ser que todos sepan quien eres y vean lo que haces. No hay que olvidar que de nada sirve estar en Mercedes Benz Fashion Week si nadie está comprando lo que estás presentando. A lo largo de la mesa redonda Alessandra Peterson nos habló de como el diseño de moda (aunque probablemente el diseño en general) es 25 % proceso creativo y 75 % procesos administrativos y son esos procesos que son menos glamurosos de lo que vemos en Vogue. ¿No esos procesos son de lo que realmente se trata la moda?

Alessandra Perterson cuenta historias a través del tejido de cada una de sus piezas. Estas historias son más personales de lo que uno se podría imaginar. Si una persona teje algo mientras está estresado, esto se refleja en su punto, haciéndolo más cerrado. Esto hace que cada pieza sea única; pero jamás deja de ser funcional.

Durante la mesa redonda se mencionó que cada país es distinto y esa es la razón por la cual es tan importante que entendamos nuestras diferencias y vendamos lo que cada uno puede vender y no solamente al usuario final, también entre nosotros, entre países. ¿Qué puede ofrecerle un diseñador mexicano a un diseñador peruano para mejorar su producto? Entre latinoamericanos debemos de conocernos más y entre todos promover nuestro diseño. Al final del día el futuro del diseño es proveer globalmente lo que tengo de manera local porque la distancia no necesariamente nos hace distintos.

Para cerrar se habló del papel de los medios en la escena del diseño y arquitectura a nivel global y fue justo aquí cuando la mesa redonda tomó un giro interesante ya que Karla Martínez de Salas y David Solís que ambos forman parte de Condé Nast una de las editoriales más grandes a nivel mundial defendían cada uno sus respectivas publicaciones diciendo que ellos incluyen diseñadores emergentes y su contenido no tiene relación con su income publicitario y solo tratan de cumplir con las expectativas del lector. En este momento Esrawe, Alessandra y en su momento la audiencia, cuestionaron el criterio de selección de los diseñadores que aparecen en estas publicaciones. ¿Quién decide que merece aparecer en las publicaciones? ¿Quién dice si un diseñador es bueno? ¿Por qué siempre terminamos viendo los mismos diseñadores en este tipo de publicaciones si el criterio nada tiene que ver con la publicidad de la revista? ¿Por qué rara vez se habla de nuevos diseñadores o de propuestas realmente nuevas en estas publicaciones?

Estas preguntas tal vez no tengan en el presente ni un futuro cercano una respuesta que a los diseñadores les motive a trabajar con publicaciones de este estilo. No podemos culpar a nadie por no incluir diseñadores o propuestas que no les representan ganancia alguna. La industria editorial como cualquier industria tiene que entenderse como un negocio aun cuando haya aspectos creativos a lo largo del proceso de desarrollo de un producto. Por eso los diseñadores emergentes y publicaciones independientes deben de seguir trabajando como lo han hecho hasta ahora, desarrollando el talento emergente y haciendo que llegue a nuevas audiencias. Un diseñador tal vez tenga más exposure en estas publicaciones pero tal vez no le den la voz necesaria para llegar a donde va.

Existen medios y plataformas para llegar a nuevas audiencias y poder mostrarse como diseñador emergente y mostrar propuestas realmente innovadoras, tal es el caso de Caravana Americana. Solo necesitan recibir el crédito y exposure necesario para continuar apoyando a estos diseñadores. No hay industria que pueda crecer trabajando sola. Todas las industrias deben poner de nuestra parte para crecer todos juntos. Colaborar el uno con el otro, como industria o como seres humanos, es lo que nos va a llevar a un futuro con mayor crecimiento y mejores resultados.

 

Texto por Martha Paola Diaz Flores